Mundo Voluntario ha vuelto, con nueva imagen y nuevos proyectos. En los últimos meses nos propusimos la tarea de renovar la Web, con la misma filosofía, poner en contacto voluntarios y proyectos, pero con un propósito nuevo, conocer esos proyectos desde dentro. Por eso, hemos viajado a Africa, América, Asia y hemos ejercido de voluntarios. ¿Y España? ¿Por qué no? Ya no hay excusas. Hay proyectos justo al lado de nuestras casas que nos necesitan.

Ser voluntario, aunque sea una vez en tu vida, te abre la mente. A veces vivimos tan encerrados en nuestras burbujas del primer mundo que nos olvidamos que hay otras realidades. Y no hay que irse muy lejos para encontrarlas.

Cuando das el paso, cuando decides pertenecer a ese grupo de afortunados que somos los voluntarios, da respeto. Te preguntas si vas a ser capaz, si vas a poder aportar algo, si te va a superar. Y la respuesta al final es que sí, que eres capaz, que aportas, y que te supera. Te supera, porque te das cuenta que has recibido mucho más de lo que has dado y vuelves a tu vida con otra mirada. Vuelves agradecido, ilusionado, sorprendido, concienciado, pleno. Ahora pregúntate cuántas veces en tu vida diaria vuelves a tu casa con esta sensación.

Mucha gente lo admira y no se atreve. Si eres de esos, yo te digo, pruébalo. Pruébalo y luego nos cuentas. Y si quieres, el próximo viaje nos vamos juntos.